La educación en la China antigua

Debido a la gran cantidad de documentación producida por el gobierno chino, se necesitaba de personas bien preparadas y con conocimientos suficientes para dar continuidad a la labor que se realizaba diariamente.

Es por ello que en la dinastía de los Han occidentales (206 a.C. - 8 d.C.) empiezan a aparecer los primeros colegios superiores y consecuentemente los exámenes. Saber leer y escribir era fundamental para poder trabajar en la administración china. De hecho, si una persona quería ser mandarín, la nota del examen era clave. La caligrafía del candidato era uno de los aspectos más importantes.

En el año 124 a.C. el emperador Han Wu crea la Universidad Imperial. Sin embargo, no fue hasta la llegada de la emperatriz Wu Zetian, siglo VII, que las personas del pueblo llano y las mujeres pudieron también acceder a cargos públicos oficiales.

Así, los funcionarios eran seleccionados en función de la puntuación obtenida en los exámenes. Cada tres años se realizaban exámenes para los puestos más altos del funcionariado chino. Estos exámenes se celebraban por etapas por todo el país. Aquellos que habían obtenido las mejores puntuaciones en los exámenes regionales acudían a la Ciudad Prohibida para un examen final. Ahora el examinador era el emperador en persona y la recompensa para los mejores consistía en un trabajo en el gobierno.

Artículos relacionados:

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.