El santuario Kameido Tenjin. Tokio; ayer y hoy.

Estamos encantados de poder enseñar cómo ha ido cambiando Tokio. Por medio de este ukiyo-e, "pinturas del mundo flotante" o estampa japonesa, (grabado japonés) del artista Ando Hiroshige y las fotografías hechas esta primavera, podréis ver el mismo lugar en 1856 y en este año 2014.


En 1657 hubo un incendio tan desbastador en Tokio que arrasó con casi el 70% de la ciudad. Este incendio se conoce como el Gran incendio de Meireki (明暦の大火) .


Después de este incendio, el gobierno japonés Tokugawa se propuso abrir nuevas áreas urbanísticas para que los ciudadanos pudieran establecerse. La rivera del lado este del río Sumida era un lugar muy interesante por lo que a principios de 1660 se decidió construir un santuario, el santuario Kameido Tenjin.


Se tomó como referencia el templo Dazai Tenmangu de Fukuoka, en Japón, y se construyó un lago, puertas y puentes. El santuario actuaría como guardián de los malos espíritus y ayudaría a toda esta nueva área. Su semejante era el templo Kaneiji que actuaba como guardián de Edo (Edo era el anterior nombre de Tokio).


La imagen superior izquierda es un ukiyo-e de Ando Hiroshige, perteneciente a la serie 100 famosas vistas de Edo, y data de 1856. A su derecha, sin embargo, gracias a la fotografía tomada en la primavera de este año, 2014, podemos mostraros cómo ha cambiado a través de los años. Las wisterias, como en el pasado, le dan un toque especial y único al lugar.


El puente es un taikobashi (puente tambor) de influencia china que gracias al reflejo del agua le hacen tener ese efecto tambor.


Como curiosidades decir que Claude Monet se inspiró en el ukiyo-e de Hiroshige para pintar su famoso jardín de Giverny y Hokusai, artista japonés, también pintó los puentes de Kameido Tenjin.


Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.