El Arte Japonés por ACADEMIA ANAYET

Aunque Japón estuvo aislado del mundo durante varios siglos, su arte y cultura experimentaron una calidad tal que maravilló a todos aquellos que tuvieron la oportunidad de encontrarse con él. De hecho, tanto la escultura como la pintura fueron admiradas por los mejores artistas de la época.

 

El propósito de este artículo está lejos de querer profundizar en el arte japonés. Sin embargo, es para nosotros un placer poder dedicar una página a algo que consideramos tan bello. 

Kosho

En el templo de Rokuhaamitsu-ji, Kioto, podemos ver la escultura de Kuya, un sacerdote japonés del siglo X d.C. Este sacerdote dedicó su vida a viajar de pueblo en pueblo golpeando un gong y recitando la oración “Namu Amida-butsu”, conocida como Nenbutsu, cuyo significado sería algo así como “Confía en el Buda Amida”.

 

Como curiosidad decir que el poema funerario de Hiroshige habla también de Buda Amida:

 

                Azumaji e

                fude wo nokoshite

                tabi no sora

                nishi no

                mikuni no

                nodokoro wo min

               

                                Hiroshige

 

                “En la ruta hacia el este

                dejo mi pincel;

                el objetivo del viaje;

                contemplar los lugares famosos

                del paraíso occidental.”

 

Nota:

Azumaji es el más acá, Edo.

Nodokoro (o meisho), según sea su lectura, son los lugares famosos o las famosas vistas.

Buda Amida es el paraíso occidental.

* Paraíso occidental del Buda Amida, donde se supone también se encuentran “lugares famosos”.

ESCULTURA, algunos ejemplos

 

Autor: Kosho, hacia 1200 d.C

Materiales: Madera, cristal y pigmento.

Periodo: Kamakura temprano, escuela Kei.

Kioto, Japón

Sacerdote en Ginza, Tokio

Un monje pide con humildad en el barrio más exclusivo de Tokio, Ginza, mientras un ejecutivo, ya entrado en años, le mira al pasar delante de él.

Anónimo

La escultura del sacerdote Shunjobo Chogen se realizó una vez fallecido. El asombroso realismo de la figura nos hace sentir que el sacerdote está todavía ahí en profunda meditación.

 

A Shunjobo se le encargó dirigir la reconstrucción de los templos Todai-ji y Kofuku-ji ya que un año antes habían sido arrasados por las llamas.

Shunjobo Chogen, anónimo. Hacia el año 1210

Materiales: Madera pintada

Templo de Todai-ji, Nara, Japón.

Grabados - UKIYO-E, EL MUNDO FLOTANTE

 

En el siglo XVII se empezó a imponer un estilo de pinturas y grabados el cual plasmaba la vida cotidiana de japón que, además de mostrar a las personas, animales y naturaleza, reflejaba los intereses e inquietudes de las personas corrientes de aquel momento. Sin embargo, con el inicio del periodo Meiji, 1868, este arte empezó, poco a poco, el camino hacia su conclusión.

 

Los grabados se hacían por medio de bloques de madera, generalmente de cerezo, que eran tallados para poder hacer la xilografía. De este modo, las estampas podían llegar a un público muy numeroso. Dependiendo del éxito del dibujo, las tiradas eran de mayor o menor número.

 

La relación entre la religión y ukiyo-e es muy estrecha. Así pues, la vivencia del momento, ese instante único que nos regala el presente, quedó para siempre en cada una de esas estampas tan maravillosas.

 

 

Teatro Kabuki-za, Tokio

Del siglo XVIII nos gustaría destacar, sobre todo,  a tres artistas; Kitigawa Utamaro, Suzuki Harunobu y Toshusai Sharaku.

 

KITIGAWA UTAMARO: quien además de realizar diferentes retratos de mujeres hermosas, bejin-ga, también se centró en temas procedentes de la poesía clásica relacionada con el amor.

 

Como curiosidad decir que cuando su editor, Tsutaya, murió, Utamaro cayó en desgracia debido a la publicación de una imagen política prohibida. Le encarcelaron durante 3 días además de pasar 50 con grilletes. Esto afectó seriamente a su salud lo que hizo que muriese en 1806.

 

    ¿Dónde verlo? En el Museo Nacional de Tokio así como en Museo de Arte de Chiba, Japón.

En el British Museum hay también maravillosas estampas de Utamaro.

 

SUZUKI HARUNOBU: fue el primer artista en crear el primer nishiki-e (grabados policromos, estampas de brocado) diseñando un calendario como regalo de Año Nuevo para un club de poesía.

 

    ¿Dónde verlo? En el Museo Nacional de Tokio además de en el Museo de Arte de Chiba, Japón.

 

TOSHUSAI SHARAKU: destacó por sus retratos de actores de kabuki, teatro tradicional japonés. En realidad, sólo estuvo activo unos 10 meses del año 1794. Sin embargo, sus retratos tenían tanta calidad que todavía hoy se le sigue recordando.

   

    ¿Dónde verlo? En el Museo Nacional de Tokio.

El siglo XIX fue otro periodo de oro en el arte japonés. Diferentes artistas llevaron el arte del Ukiyo-e a lo más alto.

Los pintores impresionistas de finales del siglo XIX estuvieron influenciados por los artistas japoneses. Por ejemplo, Vincent van Gogh coleccionó alrededor de 500 grabados, y pintó obras basadas en HiroshigeMonet, quien también se inspiró en Hiroshige, compraría unos 2500 grabados.

 

KATSUSHIKA HOKUSAI: no se le resistió ningún aspecto de la pintura. Hokusai vivió 89 años realizando unos 30.000 dibujos con 250 libros y 3500 estampas.

 

    ¿Sabías qué?:

 

- Su bisabuelo era partidario de Kira Kazuke-no-Suke Yoshinaka y murió a manos de los 47 Ronin en el famoso ataque a medianoche. Los 47 Ronin es una famosísima historia de venganza japonesa del siglo XVII.

- Cuando Hokusai no era todavía altamente reconocido impresionó al Shōgun de la siguiente forma: extendió una lámina de papel y la pintó de azul. Tomó un gallo vivo y untó sus patas de rojo dejándolo correr por dicho papel aún húmedo. De esta forma, las huellas del gallo parecían hojas de momiji (arce japonés) flotando. Por supuesto el Shōgun quedó impresionado.

- Le gustaba mudarse de casa casi tanto como cambiar de nombre. Se mudó 90 veces, casi 1 vez por año vivido, y se cambió el nombre más de 30 veces.

- Aún teniendo muchísima fama, nunca salió de la pobreza.

 

La gran ola o Tsunami es todo un incono de la pintura japonesa.

 

    Sus series más destacadas son:

Recorridos por las cataratas de Japón.

100 poemas

10 volúmenes del Manga

36 vistas del monte Fuji

100 vistas el monte Fuji

53 estaciones de Tōkaidō

Vistas extrañas de paisajes famosos

Espejo de la poesía china y japonesa.

 

Al principio del 2013 hubo una exposición en Tokio sobre Hokusai cuyo éxito superó todas las previsiones. Impresionó en su tiempo y lo sigue haciendo en el siglo XXI.

ANDO HIROSHIGE: pintó maravillosos paisajes de una belleza idílica que animaban a coleccionar sus estampas. Particularmente la nieve, que parecía estar recién caída.

 

    ¿Sabías qué?:

 

- Utagawa Toyohiro fue el maestro de Hiroshige. El hermano de Toyohiro, Utagawa Toyokuni, fue el maestro de Kunisada quien al morir su maestro tomó su nombre y pasó a llamarse Toyokuni II.

- Su primera esposa murió cuando llevaban casados 18 años. Sin embargo, se volvió a casar con una mujer 15 años más joven que él, Yasu. Juntos adoptaron una niña de nombre Tatsu quien con el tiempo contraería matrimonio con un discípulo de su padre, Hiroshige II.  Desafortunadamente, este matrimonio no duró mucho y Tatsu se volvió a casar con otro alumno de su padre, esta vez con Hiroshige III.

- Dos años antes de su muerte, Hiroshige ingresó en el estado de los monjes budistas, lo que no le impidió continuar con su vida de pintor.

- Hiroshige creó más de 120 libros ilustrados y entre 4000 y 4500 estampas individuales.

 

    Sus series más destacadas son:

100 vistas famosas de Edo, actual Tokio.

53 estaciones de Tōkaidō

Famosos lugares en Edo

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Los hornos y la barca de Hashiba a orillas del río Sumida.

Serie: 100 vistas famosas de Edo, actual Tokio.

Original Hiroshige. Ato-Zuri (edición tardía), 1857

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Amanecer en el día de año nuevo en Susaki, 1853

Serie: Famosos lugares en Edo.

Original Hiroshige.

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Original Hiroshige,  Harimaze (grabados con pequeñas escenas diseñadas para recortarlas y pegarlas en álbunes u otros lugares)

UTAGAWA KUNIYOSHI: Aunque destacó por sus musha-e, grabados de guerreros, se acercó a todos los géneros de la pintura. Decir que a pesar de que la censura en su época era muy estricta, Kuniyoshi supo como esquivarla.

 

Muchas de sus ilustraciones están basadas en hechos históricos con samuráis y monstruos. De hecho, sus criaturas supernaturales dan una idea de su extraordinaria imaginación.

 

En 1827 realizó una serie llamada Los 108 héroes del popular Suikoden en la cual crea unos tatuajes tan sumamente sorprendentes que todavía hoy en día son utilizados.

 

Desde noviembre del 2012 a enero del 2013 se realizó una fantástica exposición sobre Kuniyoshi en el Museo de arte de Yokohama, "El espíritu de Kuniyoshi: Del Ukiyo-e a las pinturas japonesas modernas".

Cursos de JAPONES en Zaragoza, Actur
Cursos de JAPONES en Zaragoza, Actur
Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Mujeres bellas disfrutando en el jardín con una fiesta en barca al estilo chino. Genji-e 

Original Kuniyoshi

Editor: Sumiyoshiya Masagorô

Año: 1847 – 1852

(Basado en la Novela de Genji, finales del siglo XI. Genji Monogatari, 源氏物語)

UTAGAWA KUNISADA: Fue el autor de estampas sobre actores de Kabuki. Gran amigo de Hiroshige y Yoshitoshi, realizó diferentes grabados con ellos.

 

En 1853, en un ranking de maestros de Ukiyo-e, en el periodo Edo tardío, Kunisada ocupaba el primer puesto seguido de Kuniyoshi y Hiroshige tercero.

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

El lugar célebre de Musashi, Choufu-Tamagawa

Original Kunisada, 1840 (parte derecha del tríptico)

TSUKIOKA YOSHITOSHI: es considerado el último gran maestro del Ukiyo-e, ya en la época Meiji, y está reconocido como el artista que más innovó. En realidad, muchos de sus dibujos recuerdan al Manga actual. Fue uno de los alumnos de Kuniyoshi.

 

Tuvo una salud muy delicada lo que le influyó en sus dibujos. De hecho, su personalidad fue muy peculiar, tuvo dos compañeras muy especiales Okoto y Oraku quienes vendieron sus ropas y pertenencias para apoyarle. Y no sólo eso sino que ambas se vendieron a un prostíbulo por él.

Una de las series más famosas de Yoshitoshi es “100 aspectos de la luna”. En esta serie hay muchos dibujos que están basados en leyendas muy antiguas.

 

En 1869 fue galardonado como el mejor artista de grabados de Japón.

La luna de Takakura 

Serie: 100 aspectos de la luna

Original Yoshitoshi. 1886

(Basado en una antigua historia del año 1180)

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

TOYOHARA CHIKANOBU: se le conocía también por el nombre de Yōshū Chikanobu. Sus trabajos van desde la mitología japonesa a batallas de la época Meiji sin olvidar la moda de las damas japonesas. También pintó escenas de Kabuki. Fue conocido como un maestro de mujeres hermosas, bejin-ga.

Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Fiesta de la contemplación de las flores del cerezo (On-hanami)
Serie: Recinto interior de Chiyoda (Chiyoda no ō-oku)

Original Chikanobu. 1894

KONO BAIREI: Hemos querido destacar a este artista por sus magníficos dibujos de Kacho-edibujos de flores y pájaros. Quizás el mejor en su género. Fue contemporaneo de ChiKanobu y Yoshitoshi. Abrió su propia escuela y fue nombrado artista de la casa Imperial.
 

Ahoudori  - Amatsubame. Kono Bairei -
Curso de JAPONES en Zaragoza Actur

Ahoudori  - Amatsubame 

Original Kono Bairei

Vocabulario

 

Bejin-ga : Grabados con mujeres hermosas. Por lo general solían ser cortesanas, mujeres públicas y a veces mujeres de la burguesía.

Edo : Es el nombre antiguo de Tokio.

Epoca Edo : Periodo de la época de japón que transcurre desde 1603, con el primer Shōgun, Ieyashu Tokugawa, hasta 1868, con la restauración del Emperador.

Kacho-e : Grabados de flores y pájaros.

Meiji : Desde 1868 hasta 1912 que empieza la era Taishō

Musha-e : Estampas con guerreros.

Nishiki-e : Xilografías en color.

Nō : Dramas clásicos que se bailaban y cantaban con máscaras y ropajes muy caros.

Oban : Formato de aproximadamente 39,5 x 26,8 cm

Tōkaidō : La ruta del mar oriental. Era la ruta que comunicaba Kioto con Edo, Tokio.

Ukiyo-e : Estampas del mundo flotante.