Yozakura,夜桜, la contemplación de la flor del cerezo de noche. - Japón

El sol ya nos ha dejado y aprovechando que la oscuridad es la reina, escribimos sobre el término Yozakura que vendría a significar "flor de cerezo de noche".

Poder contemplar los jardines japoneses de noche es una vivencia única. Sin lugar a dudas, si un día viajáis en primavera a Japón, os la recomendamos. Será una experiencia que os sorprenderá.

Déjate seducir visitando un jardín japonés por la noche y entrarás en el mundo de la reflexión. Ante la ausencia de luz, podemos, más fácilmente, vivir el presente, ese momento único y efímero que es pilar esencial de la filosofía Zen.

Las vistas nocturnas de los jardines se denominan yozakura, 夜桜, en contraposición al hanami, 花見, que es durante el día. Literalmente, yozakura significa “flor del cerezo de noche”.

En Kyoto hay tres jardines que destacan sobre todos los demás:

- En el parque Maruyama no nos podemos perder el cerezo higan en primavera. Se conoce como el árbol anciano, ya que fue transplantado en 1949 a partir de una semilla de otro cerezo que tenía casi 200 años.

- Si uno tiene la suerte de que haya brisa, en el sendero del Templo Kodai-ji se escuchará uno de los sonidos más apreciados por los japoneses; el murmullo del viento al atravesar un bosque de bambú.

- El Santuario Hirano es un lugar único para la contemplación de los cerezos en flor en primavera. Todo un espectáculo!!

Por lo que respecta a Tokio, el parque de Ueno es simplemente sensacional.

En las prefecturas de Akita y Aomori, al norte de la isla de Honsu, contemplar los arces, momiji, en las tardes-noche de otoño es todo un placer. Una vivencia que realizada junto con amigos o la persona amada permanecerá guardada, sin ningún tipo de dudas, como un verdadero tesoro para toda la vida.

Artículos relacionados:

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.