TOMOE GOZEN, la mujer samurái. (Historia Japonesa)

A finales de la era Heian, entre 1180 y 1185, Japón se encontraba inmerso en una guerra civil conocida como las guerras Genpei, ya que hubo tres fases durante esos cinco años. Minamoto no Yorimasa, perteneciente al clan Minamoto, estaba decidido en recuperar el trono imperial para Mochihito mientras que Taira no Kiyomori, del clan Taira, deseaba que su nieto Antoku no lo perdiese.

Debido a que los hombres solían dejar a las mujeres mientras combatían, algunas mujeres japonesas eran entrenadas en el arte de la defensa. Especialmente, en el uso del naginata, una lanza curva afilada por un lado.

De todas las mujeres, Tomoe Gozen fue la guerrera más destacada. Aclarar que el término samurái estaba reservado para los hombres. A las mujeres se las llamaba onna-bugeisha, 女武芸者.

En el capítulo IV, la muerte de Kiso, de los Cuentos de Heike (Heike monogatari), Tomoe es descrita como una mujer hermosa con largos cabellos negros, tez clara y un adorable rostro. Además, y lo que es más importante, se hace hincapié en su alta destreza y valor en las batallas que le hacían ser admirada y respetada por el resto de samuráis. Así, su esposo o amante, el general Kiso Yoshinaka, la enviaba a las batallas como su primer capitán. Tomoe era también una hábil amazona y tenía pleno dominio en el manejo del arco y la espada.

Aunque Yoshinaka con sus guerreros vencieron a los Taira en la batalla de Kurikara, aún les quedaba la batalla de Awazu, en 1184. En esa batalla, la definitiva, la fortuna ya no estuvo de su parte y Tomoe, junto con Kiso y su ejército, fueron derrotados por otra sección del clan Minamoto, ya que entre ellos mismos se estaban disputando el poder. En realidad, Yoshinaka quería el título de Shogun para él. El mismo capítulo mencionado anteriormente de los Cuentos de Heike, donde se describía a Tomoe, destaca a la guerrera por su valor en Awazu, siendo ella uno de los únicos cinco supervivientes. Entre los samuráis que mató estaba Uchida Ieyoshi quien junto con otro samurái, Hatakeyama Shigetada, intentaron capturarla. Sin embargo, no sólo no pudieron hacerlo sino que salieron mal parados. Shigetada sobrevivió pero murió años más tarde, en 1205. Una curiosidad sobre Shigetada; empezó luchando para los Taira pero finalmente terminó en el lado de los vencedores.

Las guerras fueron ganadas por Yoritomo, con la consecuencia directa de la obtención del poder, tanto militar como político, por parte de los samuráis. Era el comienzo de los shogunatos, los gobiernos militares, siendo Minamoto no Yoritomo el primero de todos ellos. La era Heian terminaba y empezaba el periodo Kamakura, un periodo totalmente feudal.

Este grabado, ukiyo-e, (estampa nishiki-e) nos muestra a Tomoe Gozen con su caballo y armas, al fondo tres samuráis. El grabado es de Chikanobu quien en 1893 empezó a trabajar en una serie de dípticos con escenas de las vidas de mujeres japonesas famosas. Esta serie de grabados incluía varios periodos históricos así como heroínas mitológicas de las que destacaba sus virtudes personales y bravura.

En otra publicación, ver abajo, os contamos una historia del Príncipe Mochihito, hijo del Emperador Go-Shirakawa, relacionada con el ukiyo-e de Yoshitoshi que tenemos publicado en la página dedicada al arte japonés. Mochihito fue parte importante de estas guerras. De hecho, fue él quien solicitó la ayuda del general Yoshinaka.

Artículos relacionados:

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.