EL ORIGEN DE LA CALABAZA DE HALLOWEEN

Las calabazas iluminadas de Halloween son una de las tradiciones más famosas en el mundo.


Pero... ¿cuál es el origen de estas calabazas?


Cuenta la leyenda que el diablo fue a buscar a Jack, un irlandés con dudosa reputación, tacaño y egoísta. Juntos salieron a beber unas pintas, y con arduas artimañas Jack consiguió atrapar al diablo. Pasados 10 años, como el diablo no consiguía escapar, le propuso a Jack el siguiente pacto: “nunca me llevaré tu alma si me liberas”. Así, Jack aceptó y dejó escapar al diablo.

Al morir Jack, éste no fue aceptado ni en el cielo ni en el infierno, y el diablo, burlándose de él, le entregó unas brasas de carbón que Jack colocó en un nabo y lo condenó a una eternidad en ninguna parte. Desde entonces, su espíritu atormentado comenzó a vagar por tierras irlandesas como Jack O’ Lantern.


Con la llegada de los inmigrantes irlandeses a Estados Unidos, la leyenda y tradición de poner una brasa o una vela dentro de un tubérculo cobró fuerza, pero usaron calabazas, que es un fruto de temporada muy común en Estados Unidos.





Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.