Pangu y el inicio de los humanos (Leyendas chinas)

Respecto a la creación del mundo, existen muchas leyendas y cuentos relacionados con las culturas de cada país.

Según las tradiciones chinas, hay diferentes versiones de cómo se crearon los primeros humanos. De todas ellas, ésta es la que más nos gusta; Pangu, el creador.

En el inicio de todo, antes incluso de que el universo existiera, había un huevo extremadamente grande. De allí, de su corazón, nació Pangu. A continuación, tomó el huevo y lo dividió en dos para esparcir por el espacio todos sus elementos. Era el inicio de la creación.

Las partes más ligeras y puras se elevaron hacia arriba convirtiéndose en el cielo. Las partes más pesadas formaron la tierra. Aunque las dos partes consiguieron unirse, Pangu las separó.

Una vez creado el cielo y la tierra, continuó con las plantas y los animales, pero faltaba algo más. Esta vez, tomó arcilla y empezó a moldear a los seres humanos. Ya terminados, los puso al sol para que la arcilla se endureciera. Los yin fueron las mujeres, mientras que los yang los hombres.

Desafortunadamente, se desató una violenta tormenta antes de que todas las figuras estuviesen completamente secas lo que hizo que Pangu corriera a poner todas sus figuras a salvo en una cueva cercana. Como la lluvia no paraba y el viento era cada vez más fuerte, algunas de sus figuras sufrieron daños. Es por eso que el ser humano tiene discapacidades.

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.