Los postres

La palabra que utilizaban los romanos para referirse al postre era “secundae mensae”. En realidad, el postre se lo debemos a ellos ya que como en sus banquetes solían servir platos salados, sacaban alimentos dulces como frutas y bizcochos para endulzar un poco.

Además de servir estos dulces entre platos salados, al terminar sus banquetes volvían a ofrecer algo dulce. Uno típico en aquellos días era el pan con levadura y miel.

Otro alimento que solía aparecer al final de cada festín era el fruto seco. Debido a que los frutos secos dan sed, los invitados bebían más vino. En otras palabras, lo que hacen muchos bares en nuestros días.




Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.