Las estaciones de servicio en la antigua Roma

Las mutatio eran algo similar a nuestras actuales gasolineras.


En las calzadas romanas, separadas cada 15 kilómetros, aproximadamente, se encontraban las mutatio. En estos lugares los viajeros encontraban cuadras, caballos de refresco y comida para los animales. Además, disponían de veterinarios y repuestos para los carros.


Cada tres mutatio se establecía una mansio, lugares pensados para ofrecer comidas, alojamiento y baños.


La Caupona fue una famosa tienda de bebida y comida fría. Los clientes lo tenían todo listo para comer o beber en el mismo lugar o, si lo deseaban, llevarse las bebidas o comidas para más tarde. Se ofrecía vino, carnes conservadas, adobadas o embutidas y quesos. Tenía una barra fuera del establecimiento, pero no había bancos ni mesas. Este tipo de establecimiento se conocía como tabernae.

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.