Ashishishe, el indio que sobrevivió a la batalla de Little Bighorn.

En esta semana que estamos, pero en 1876, unos 3000 guerreros siux y cheyenes derrotaron al séptimo de caballería del teniente coronel George Armstrong Custer. Todo sucedió entre los días 25 y 26 de junio cerca del río Little Bighorn, al este del territorio de Montana en Estados Unidos.

En aquella batalla, además de Custer, se encontraban míticos guerreros indios como Caballo Loco, Toro Sentado o Low Dog. Los indios se habían unido sabedores de que era la única forma de poder vencer al ejército americano.

Los problemas empezaron cuando Custer atacó un poblado indio en donde apenas había hombres. Al dividir sus tropas en tres columnas, el teniente coronel estaba firmando su derrota. Los indios pudieron rodearles y en poco tiempo acabar con ellos.

Aunque la batalla continuó con el comandante Marcus Reno y el capitán Frederick Benteen, quienes no supieron de la muerte de Custer hasta el 27 cuando llegó el general Terry, los indios americanos habían ganado una batalla que sería recordada para siempre.

De los hombres de Custer apenas hubo supervivientes. Ashishishe, un guía indio, conocido como Curly, fue uno de ellos. En realidad él no llegó a luchar ya que así se le ordenó, además de que se marchase. Curly contempló la matanza desde la distancia. Finalmente, se cubrió con una manta y pudo cruzar las líneas de combate. Fue el primero en informar de la masacre.

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.