Zaleuco de Locris

Ya acabadas las elecciones al parlamento europeo, podemos escribir sobre legisladores.


Hemos elegido uno muy especial. Un hombre que cuando tuvo que impartir justicia pensó primero en las leyes independientemente de quién era la persona a la que se acusaba.


Zaleuco fue tan adelantado a su época que ya prohibió la esclavitud y otorgó derechos a las mujeres.


En la antigua Grecia, en el siglo VII a. C., Zaleuco, quien legislaba Locris, había escrito las leyes para los estados griegos. Sin embargo, todos sabemos que una cosa es escribir las leyes y otra muy diferente es cumplirlas. Además, también sabemos que la ley parece no ser la misma para tod@s.

Pero este no fue su caso.


Ocurrió que su hijo fue acusado de adulterio, acción que se castigaba con la pérdida de los dos ojos. Este hecho implicaba directamente a su padre ya que era quien tenía que repartir justicia. Llegados a este punto, nos preguntamos cómo hubieran reaccionado los legisladores actuales...


Por supuesto, Zaleuco impartió justicia:


"Perdonaré a medias a mi hijo, ya que no es él el único culpable, y mandaré que le saquen sólo un ojo; el otro me lo sacaré yo, pues siendo su padre debí haberlo educado mejor, y así se dará cumplimiento a la ley, ya que ésta nada dice sobre qué ojos hay que sacar".


De este modo, padre e hijo perdieron el ojo izquierdo, pero Zaleuco ganó el respeto y admiración de todos.


Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.