Los milagros de París

Viajamos al París del siglo XIII donde una vez hubo una Corte con sus propias reglas y lenguaje.

Esta el la historia real…

Allá por el siglo XIII en Europa, y más exactamente en París, hubo un reino gobernado por mendigos, prostitutas y ladrones. La miseria era la dueña de la ciudad y aunque algunos hombres poderosos creían que eran ellos los que mandaban, la verdadera directora de orquesta era una que no tenía cuerpo, aunque sí alma; la pobreza.

En lo que ahora es el barrio del mercado de Les Halles, entre la rue Montmartre y la rue Montorgueil hubo una vez una Corte donde no había ni personajes famosos, de aquellos que salen en los libros de historia, ni ricos. Había hombres, mujeres, niños y niñas con mucha imaginación y picaresca.

Como el hambre agudiza el ingenio, fingían ser ciegos, inválidos y tener un sinfín de enfermedades. Así, mientras el sol cubría las calles de París, ellos se dedicaban a mendigar y trapichear, pero cuando la luna tomaba su lugar, aquellos inválidos o enfermos regresaban a las callejuelas familiares de su barrio recuperando, de forma milagrosa, su salud.

Aquel lugar era conocido como la Corte de los Milagros donde, además de tener sus propias reglas, poseía su propio idioma. Entre ellos existía la solidaridad; se ayudaban los unos a los otros y eran como una única familia.

Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.