El gran reto chino; el índice Gini por ACADEMIA ANAYET

China, actualmente primer socio comercial de la UE, ya es la primera potencia del comercio mundial de bienes, sin contar los servicios. Sin embargo, y a pesar de este hecho, debe afrontar un reto de gran importancia; la reducción entre ricos y pobres.

 

Existe un índice, conocido como Gini o Coeficiente de Gini, que mide la desigualdad económica en un país. Este índice puede estar expresado de 0 a 1 o de 0 a 100. Por ejemplo, si el rango es 0, significa que hay una equidad completa, pero si el valor es 1 (valores de 0 a 1), la desigualdad es máxima. Para tener una referencia, España está en un 0,34.

 

El gobierno chino, muy concienciado del problema, está haciendo grandes esfuerzos para reducir este índice. De hecho, ya lo han conseguido bajar de un 0,49 en 2008 a un 0,473 en el 2013. Aclarar que por encima del 0,4, el impacto sobre el conjunto de la población es muy grave, debiendo de acometerse serias mejoras en la distribución de los ingresos familiares.

 

Pero al ser un país tan grande y poblado, no es igual en todas las partes. En los hogares de las zonas rurales la desigualdad es todavía mayor. Por lo tanto, intentar que la clase media crezca en todo el país no es algo fácil y que pueda hacerse en pocos años.

 

El boom económico que está experimentando China hace que el número de millonarios aumente cada año, aunque, por otro lado, la mayor parte de la población continúa con ingresos muy similares a los del año anterior.

 

Desde luego, China tiene por delante todo un desafío, ya que a mayor desigualdad, mayor será la dificultad en el desarrollo del país.