Las matemáticas pueden aprobarse. Aprende a estudiarlas

Las Matemáticas son una asignatura que no deja indiferente a ningún estudiante. Algunos la aman y otros la odian; siendo este segundo grupo, en la mayoría de las ocasiones, mucho más numeroso que el primero. Sin embargo, muchos de los estudiantes que odian las matemáticas lo hacen porque no saben cómo estudiar matemáticas para obtener buenos resultados.

Las matemáticas es una de esas asignaturas en las que las horas de estudio no tienen una relación directa con la nota. Por mucho que hayas estudiado, si no eres capaz de solucionar el problema del examen, estás perdido. No obstante, existen algunas técnicas para aprender matemáticas que pueden hacer que, independientemente de tu nivel, le saques más partido a tu tiempo de estudio y aumentes tus probabilidades de éxito. ¡Hasta es posible que te acabes uniendo al grupo de amantes de las matemáticas!

Estos son algunos consejos:

1. Papel y boli, papel y boli y otra vez papel y boli

Cuanto más practiques, mejor. Cada ejercicio tiene sus particularidades y es importante haber realizado el máximo número de ejercicios posibles antes de enfrentarnos al examen.

2. Resuelve y asimila tus fallos

Cuando estés practicando con ejercicios, es muy importante que compruebes los resultados y, más importante aún, que te detengas en la parte que has fallado y examines el proceso en detalle hasta asimilarlo. De nada sirve comparar resultados si no sabes en qué te has equivocado. Por eso es conveniente que tengas unos buenos apuntes con problemas resueltos.

3. Las matemáticas no se memorizan, se razonan

¡No intentes aprenderte los problemas de memoria! Los problemas matemáticos pueden tener miles de variantes y particularidades, por lo que es inútil aprenderlos de memoria sin entenderlos.

4. Pide ayuda antes de que sea tarde

Puede que en muchas ocasiones te sientas atascado en una parte de un problema o que simplemente no entiendas el proceso. Lo común en estos casos es simplemente pasar de ese problema e ir al siguiente. Sin embargo, es recomendable despejar todas las dudas que tengas en la resolución de un problema.

Por tanto, puede ser buena idea estudiar junto a algún compañero con el que consultar dudas y trabajar juntos en problemas más complejos. Plantéa al profesor las dudas que tengas, ya sea en clase o en una tutoría.

5. Concentración al máximo

Las Matemáticas son una asignatura que requiere más concentración que ninguna otra. Un ambiente de estudio adecuado y libre de distracciones (móvil, redes sociales, televisión, revistas…) puede ser el factor determinante para conseguir resolver complejas ecuaciones o problemas de geometría, álgebra o trigonometría.

6. Confía en ti

No olvides que es importante también tener confianza en uno mismo y afrontar el examen sabiendo que te has preparado adecuadamente. Si las has preparado siguiendo un buen método, no hay lugar para los nervios. No te des por vencido sólo porque tienes un mal momento al entender algún concepto.

SIEMPRE PIDE AYUDA SI NO SABES COMO HACER ALGO (profesores, compañeros de clase…)

Y NUNCA TE DETENGAS A INTENTAR APRENDER ALGO SOLO PORQUE PIENSAS QUE ES DIFICIL.

En resumen:

  • Tener una actitud positiva, confiar siempre en nuestra capacidad para lograr los objetivos

  • Prestar atención en clase

  • Preguntar siempre las dudas

  • Hacer la tarea diariamente

  • Repetir los ejercicios resueltos en clase sin mirarlos, y practicar y seguir practicando….

  • No memorizar más que lo necesario e intentar entender: es la mejor manera de que no se olvide lo aprendido



Búsqueda por temas
Please reload

ANAYET Formación

Todos los derechos reservados. All rights reserved.